“Amor, la fuerza del Exito”

Dec 29, 2016   //   by Dairo Rubio   //   Comentarios  //  No Comments

limosneroUn profesor universitario quiso que los alumnos de su clase de Sociología se adentrasen en los conflictivos suburbios de la ciudad de Boston para buscar las historias de 200 jóvenes.

Al regresar, se les pidió a los alumnos que dieran un diagnóstico del posible futuro de cada entrevistado. En todos los casos los universitarios escribieron: “Sin la menor probabilidad”.

25 años después, otro profesor de Sociología encontró en los archivos ese estudio anterior, y quiso retomarlo… Así que  encargó a sus alumnos un dar seguimiento al proyecto, para saber lo qué había sucedido con aquellos chicos que habían sido calificados como con poca probabilidad de salir adelante…

Con la excepción de 20 individuos, que se habían mudado o habían muerto, los estudiantes descubrieron que 176 casos de los 180 restantes habían alcanzado éxitos superiores a la media como abogados, médicos y hombres de negocios. El profesor se quedó atónito y decidió continuar el estudio. Todas aquellas personas vivían en la zona y fue posible preguntarle a cada una cómo explicaba su éxito. En todos los casos, la respuesta, muy sentida: -“Tuve una maestra…”.

Aquella maestra aún vivía, y el profesor buscó a la todavía despierta anciana para preguntarle de qué fórmula mágica se había valido para salvar a aquellos chicos de la sordidez del suburbio y guiarlos hacia el éxito. -“En realidad es muy simple”, fue su respuesta –“Yo los amaba…”.   

A veces se piensa que con extendidos programas sociales que consumen grandes presupuestos… o que otorgar becas y dar ayudas de diversa índole, podrá cambiar la vida de ciertas personas, en especial las que han sido marginadas… Pero, la enseñanza que esta ilustración nos deja, es que cuando se da amor y se le dedica tiempo a la gente, produce transformación profunda y motiva cualquier carácter difícil.

El proverbio bíblico dice: El odio despierta contiendas, pero el amor cubre todas las faltas”.
Cuando se piensa en alcanzar éxito, erróneamente se mide por la obtención de dinero, fama o poder, sin mirar a costa de qué se alcanzó. Pero el verdadero éxito o la felicidad del ser humano se logra dándo y recibiendo amor. Siendo misericordioso. Multiplicando el buen carácter en los demás… Y aun, negándose a sí mismo para permitir el surgir de otros.

*”Los cobardes son crueles, el amor y la misericordia sólo acompañan al valiente”. (John Gay – Poeta y dramaturgo Inglés).

*El predicador del primer Siglo, Pablo profundiza en cuanto a lo profundo del amor verdadero: El amor es paciente, es bondadoso; el amor no tiene envidia; el amor no es jactancioso, no es arrogante; no se porta indecorosamente; no busca lo suyo, no se irrita, no toma en cuenta el mal {recibido}; no se regocija de la injusticia, sino que se alegra con la verdad”.

Amor es encontrar en la felicidad de otro tu propia felicidad.

¿Qué opinas?

Únete a la transformación de la familia con tu aporte:

Ingresa tus datos para recibir El Comentario de Hoy en tu buzón