Aprende a Bendecir a los tuyos

“¿Abuela, me vas a bendecir?, preguntó mi nieto Daniel”. <<Me sorprendió a la vez que me agradó oírle decir esto. Durante tres semanas, cada vez que hablábamos con Daniel le había estado dando una bendición por teléfono y su pregunta me hizo ver que las palabras con que le había estado bendiciendo estaban echando raíces en su vida.

Entonces pensé que a otros padres, abuelos, maestros y amigos probablemente les gustaría tener ejemplos específicos de cómo bendecir a sus niños>>.

Esta es la presentación que la escritora Mary Ruth Swope hace de cómo se animó a escribir y publicar su obra “Bendice a tus hijos diariamente”.

 

Si no hemos sabido como bendecir a otros, quizás debido a que nunca nuestros padres o mayores nunca lo hicieron con nosotros, ahora podemos iniciar una nueva etapa de bendiciones hacia quienes tanto decimos amar. Sobre todo, a los niños, como nuestros hijos o nietos; y si es posible a todo pequeñito que tengamos cerca nuestro. Que el dar bendición a los niños sea el nuevo sueño que tengamos.

Vivimos en culturas sin culturizar, entre gente que no ha aprendido a separar lo que es sucio de lo que nosotros llamamos idiosincrasia de los pueblos… Para dar a conocer asuntos diarios, no tengo necesidad de acudir a un lenguaje grosero que ofende a las demás personas; tampoco debo mostrarme altivo o prepotente. Debemos aprender a escuchar y esperar que también nos escuchen.

Que tal, si desde hoy en adelante, pasamos a ser agentes de respeto, de buen vocabulario, de espíritu pacifista y de bendiciones a diario, ¿estás de acuerdo?

Es posible que tú y yo seamos el producto de lo que nuestros padres marcaron con sus palabras fuertes y actitudes duras, aquellas de estar condenándonos. ¿Qué podría impedir que hoy empieces a ver las cosas desde la otra orilla, la de las bendiciones hacia las nuevas generaciones?

 

Quisiera compartir unos pocos ejemplos del libro de Ruth Swope. “Bendice a tus hijos diariamente”, para que los pruebes en casa con tus hijos y nietos. 

  1. Hijo te bendigo para que tengas el poder de ver claramente las habilidades especiales que Dios te ha dado. Tú eres una persona con muchos talentos escondidos…
  2. Te bendigo con abundancia de bienes los cuales, Dios ha ordenado que poseas y uses. Que siempre tengas suficiente para prestar a muchos, sin que tú tengas que pedir prestado…
  3. Hijo te bendigo con un regalo especial de fe. Fe para creer que con Dios todas las cosas son posibles, para que llegues a ocupar el lugar de mas alto honor y privilegio…
  4. Te bendigo con el deseo de darle gracias a Dios por todo lo que ha hecho en tu vida, lo que está haciendo y por lo que hará en y por ti…

*La bendición siempre será un instrumento que los seres humanos pueden usar para liberarse a sí mismos y a otros de inseguridades y temores. “La vida y la muerte dependen de la lengua; los que hablan mucho sufrirán las consecuencias” (Proverbio sabio).

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *