Navegando artículos en "Comentarios"

“Consecuencia de hacer lo impropio”

10.04.2017   //   por Dairo Rubio   //   Comentarios  //  Ninguna Respuesta

IMG_20170410_123920571-1Un muchacho de 25 años, llamado Bobby, decidió una mañana que necesitaba dinero y que lo conseguiría a cualquier costo. Para lograr su objetivo buscó una manera impropia: Se entró a robar en una casa.

Esperó un tiempo espiando la vivienda desde lejos y cuando ya nadie había allí, irrumpió y se llevó 27,000 dólares en efectivo que los dueños habían ahorrado. No contento con eso, el pillo,  decidió que su osadía debía quedar registrada para la posteridad… Entonces,  ni corto ni perezoso se hizo una foto en el lugar de los hechos. –“!Eh, miren nenas lo k ase Bobby!”…  y se hizo la foto con el teléfono celular que acababa de robar también.

Y aun fue más allá, envió la foto a los amigos y demás links de la víctima. Evidentemente tras recibir  la foto… o selfie delincuencial, los contactos del afectado, le denunciaron y la policía lo detuvo en un instante.

Bobby, no fue tan listo, por algo será Bobby. Fue  condenado a casi tres años de cárcel; y a toda una vida de escarnio público. Estos ladrones de hoy en día ya no son como los de antes, dijo burlonamente el más antiguo de los guardias carcelarios.    Continúa… >>

“Somos Fuertes o Débiles”

26.01.2017   //   por Dairo Rubio   //   Comentarios  //  Ninguna Respuesta

windyMientras espero a un amigo en un restaurante, veo, sin querer una escena muy trivial… La dueña, se inclina enojada hacia su hijo de unos cuatro años, quien no quiere obedecer… Los clientes miran indiferentes… El padre está en las mesas de afuera atendiendo a algunos otros clientes…

Si no hubiera allí ningún otro espectador, de seguro esa mamá reprendería físicamente a su hijo. Y el chico parece entender eso como una ventaja para imponer su voluntad… Al final, ella decide recoger el desorden y lanzar con enojo a un rincón, su crío.

Él, parece haber ganado, y a pesar de sus lloriqueos y la voz irritada de su mamá, nadie más quiso involucrarse.  Continúa… >>

“Mejor es hacer el Bien”

10.01.2017   //   por Dairo Rubio   //   Comentarios  //  Ninguna Respuesta

profesor25b55dUn estudiante universitario salió un día a dar un paseo con un profesor, a quien los alumnos consideraban su amigo debido a su bondad para quienes seguían sus instrucciones. Mientras caminaban, vieron en el camino un par de zapatos viejos y supusieron que pertenecían a un anciano que trabajaba en el campo de al lado y que estaba por terminar sus labores diarias.

El alumno dijo al profesor:  -“Hagámosle una broma; escondamos los zapatos y ocultémonos detrás de esos arbustos para ver su cara cuando no los encuentre”.

“Mi querido amigo” – le dijo el profesor –“nunca debemos divertirnos a expensas de los pobres. Tú eres rico y puedes darle una alegría a este hombre. Coloca una moneda en cada zapato y luego nos ocultaremos para ver cómo reacciona cuando las encuentre”.

Lo hicieron y ambos se ocultaron entre los arbustos. El hombre pobre, terminó sus tareas, y cruzó el terreno en busca de sus zapatos y su abrigo. Al ponerse el abrigo deslizó el pie en el zapato, pero al sentir algo adentro, se agachó para ver qué era y encontró la moneda. Pasmado, se preguntó qué podía haber pasado. Miró la moneda, le dio vuelta y la volvió a mirar. Luego miró a todos lados, pero no vio a nadie. La guardó en el bolsillo y se puso el otro zapato; su sorpresa fue doble al encontrar la otra moneda. Sus sentimientos lo sobrecogieron; cayó de rodillas y levantó la vista al cielo pronunciando un ferviente agradecimiento en voz alta, hablando de su esposa enferma y sin ayuda y de sus hijos que no tenían pan y que debido a una mano desconocida no morirían de hambre.   Continúa… >>

“Amor, la fuerza del Exito”

29.12.2016   //   por Dairo Rubio   //   Comentarios  //  Ninguna Respuesta

limosneroUn profesor universitario quiso que los alumnos de su clase de Sociología se adentrasen en los conflictivos suburbios de la ciudad de Boston para buscar las historias de 200 jóvenes.

Al regresar, se les pidió a los alumnos que dieran un diagnóstico del posible futuro de cada entrevistado. En todos los casos los universitarios escribieron: “Sin la menor probabilidad”.

25 años después, otro profesor de Sociología encontró en los archivos ese estudio anterior, y quiso retomarlo… Así que  encargó a sus alumnos un dar seguimiento al proyecto, para saber lo qué había sucedido con aquellos chicos que habían sido calificados como con poca probabilidad de salir adelante…

Con la excepción de 20 individuos, que se habían mudado o habían muerto, los estudiantes descubrieron que 176 casos de los 180 restantes habían alcanzado éxitos superiores a la media como abogados, médicos y hombres de negocios. El profesor se quedó atónito y decidió continuar el estudio. Todas aquellas personas vivían en la zona y fue posible preguntarle a cada una cómo explicaba su éxito. En todos los casos, la respuesta, muy sentida: -“Tuve una maestra…”.

Aquella maestra aún vivía, y el profesor buscó a la todavía despierta anciana para preguntarle de qué fórmula mágica se había valido para salvar a aquellos chicos de la sordidez del suburbio y guiarlos hacia el éxito. -“En realidad es muy simple”, fue su respuesta –“Yo los amaba…”.    Continúa… >>

Pages:«1234567...35»

Comentarios

Únete a la transformación de la familia con tu aporte:

Ingresa tus datos para recibir El Comentario de Hoy en tu buzón