Comentarios

“Consecuencia de hacer lo impropio”

IMG_20170410_123920571-1Un muchacho de 25 años, llamado Bobby, decidió una mañana que necesitaba dinero y que lo conseguiría a cualquier costo. Para lograr su objetivo buscó una manera impropia: Se entró a robar en una casa.

Esperó un tiempo espiando la vivienda desde lejos y cuando ya nadie había allí, irrumpió y se llevó 27,000 dólares en efectivo que los dueños habían ahorrado. No contento con eso, el pillo,  decidió que su osadía debía quedar registrada para la posteridad… Entonces,  ni corto ni perezoso se hizo una foto en el lugar de los hechos. –“!Eh, miren nenas lo k ase Bobby!”…  y se hizo la foto con el teléfono celular que acababa de robar también.

Y aun fue más allá, envió la foto a los amigos y demás links de la víctima. Evidentemente tras recibir  la foto… o selfie delincuencial, los contactos del afectado, le denunciaron y la policía lo detuvo en un instante.

Bobby, no fue tan listo, por algo será Bobby. Fue  condenado a casi tres años de cárcel; y a toda una vida de escarnio público. Estos ladrones de hoy en día ya no son como los de antes, dijo burlonamente el más antiguo de los guardias carcelarios.   

 

Selfie es la palabra de moda. Selfie para aquí, selfie para allá. Selfie es la definición más pura del ego. Nos hacemos fotos a nosotros mismos porque nos gustamos y queremos mostrarnos al mundo. O tal vez porque simplemente las selfies son mucho más fáciles desde que pusieron cámaras frontales en los celulares.

 

La tecnología que usamos hoy, en maneras portátiles y fáciles de llevar, ha servido para aumentar el ego o la egolatría de todos. Estamos viviendo un tiempo de adoración a la propia persona o a la personalidad. En otros términos: Un culto al cuerpo, que es la máxima expresión del materialismo del hombre.

Se hacen cosas extremas, inmorales y a veces vergonzosas solo por querer demostrar a otros que si podemos hacerlo; y aún se llega a sentir una satisfacción por lo alcanzado. ¿Hacia dónde vamos cómo personas? ¿Qué otras cosas llegará a practicar nuestra sociedad enferma? La historia de los pueblos nos muestra que cuando se ha caído moralmente, la tendencia es a desaparecer.

¿Podemos hacer algo al respecto? ¡Claro que sí!.

*La libertad, al fin y al cabo, no es sino la capacidad de vivir con las consecuencias de las propias decisiones”. (James Mullen).

*”Cuando algo es moralmente correcto hay que defenderlo sin preocuparse de las consecuencias políticas o personales que vamos a pagar”. (Günter Grass).

*Y el reconocido apóstol Pablo afirma que: “La consecuencia del pecado es muerte, pero el regalo de Dios es vida eterna  para los que creen Cristo Jesús Señor nuestro”.

 

 Búscanos también en facebook.com / motivación a la familia

 

Deja un comentario