“El árbol de Navidad más viejo”

Dec 4, 2012   //   by Dairo Rubio   //   Comentarios  //  No Comments

“Una pareja de Wiltshire, Inglaterra, posee el árbol artificial de Navidad más viejo del mundo: fue adquirido en 1886.

Jane y Graham Palmer son los dueños de un arbol de navidad (artificial, por supuesto) de  más de 120 años. Según el libro Guiness de los Records es el más antiguo del mundo. Janet, de 66 años de edad, lo recibió de manos de su tío abuelo, Lou, en la década de los ’40s. Según explicó, desde entonces ha tenido un lugar destacado en las celebraciones de fin de año que se llevan a cabo en su departamento de Chippenham.

“Ha sufrido el paso del tiempo, pero me asombra pensar que ha aparecido cada Navidad desde la época victoriana” dice Jane. Un vocero del Libro Guiness de los Records explicó que “hemos visto árboles de sesenta o setenta años, pero éste les ganó a todos. Analizando documentos familiares hemos verificado que las fechas son correctas”.

El árbol solo es un símbolo más de la Navidad, así como otros íconos que nos recuerdan lo especial de ésta época del año en la que muchos se desviven por proveer algún detalle a sus seres más queridos. Y para esto, no es necesario acudir a lo sofisticado, ni a lo ficticio. Regalar amor, paz y perdón es más importante que dar cosas costosas.

El árbol, como algo sencillo de la naturaleza, nos permite pensar en la primera Navidad del pueblecito de Belén, pensar también en la vida sencilla de Jesús. Su vida y ministerio fueron breves, pero todo dirigido por Dios el Padre. El pesebre en el que María acostó al niño después de envolverlo en pañales estaba hecho de un árbol; podríamos decir que el árbol es uno de los importante símbolos navideños, así como aquellos personajes: María, José, los pastores, Zacarías y Elizabeth.

Debemos fijarnos que Dios los escogió no por su elocuencia y sabiduría, sino por su integridad. Dios busca en cada persona la integridad. Navidad no es solo adornos, regalos y comidas, tiene un contenido mayormente espiritual, y nos hace recordar que los hombres son medidos no por su capacidad económica o intelectual, sino por su integridad espiritual.
La Navidad no puede ser solo algo superficial o romántico, conlleva integridad y espiritualidad en el hombre.

*”No existe la Navidad ideal, solo la Navidad que tú decidas crear como reflejo de tus valores, deseos, tradiciones y tus seres queridos.”(Bill McKibben).

*”Si no sabes qué regalar a tus seres amados en Navidad, regálales tu amor.

¡Encuéntranos en Facebook!

!Feliz Navidad Amigos!


¿Qué opinas?

Únete a la transformación de la familia con tu aporte:

Ingresa tus datos para recibir El Comentario de Hoy en tu buzón