“El valor de un turbante”

Feb 5, 2013   //   by Dairo Rubio   //   Comentarios  //  No Comments

Turbante colorido“El inteligente Nasrudin había dejado sus quehaceres en casa y se apareció en la corte del Sultán con un magnífico turbante, pidiendo dinero para caridad.
– “Haz venido a pedirme dinero y, sin embargo, estás usando un adorno muy caro en tu cabeza. ¿Cuánto te costó esta pieza extraordinaria?” – preguntó el soberano
– “Quinientas monedas de oro” – respondió el sabio sufí.
El ministro susurró:
– “Es mentira. Ningún turbante cuesta esta fortuna”.
Nasrudin insistió:
– “No vine aquí solo para pedir, vine también para hacer negocio. Pagué tanto dinero por el turbante porque sabía que solo un soberano en el mundo entero sería capaz de comprarlo por seiscientas monedas, para que yo pudiese dar esa ganancia a los pobres.”
El sultán se quedó pensando un instante, pero ante la lisonja, decidió pagar lo que Nasrudin le pedía.
Al salir, el sabio comentó al gobernante:
– “Admirado señor tú puedes conocer muy bien el valor de un turbante, pero soy yo quien conoce hasta donde la vanidad puede llevar a un hombre.”

¿Pagarías tanto por un turbante? ?Verdad, que la pretención humana nos lleva a hacer locuras? Pero lo que deseamos enfocar en esta ilustración, es el valor que le damos a las cosas. Solemos aprender los valores económicos, pero ignoramos los internos, los del alma. Para el crecimiento espiritual, es necesario reconocer el valor real en todo. El servir a otros requiere entrega y aún decisión frente a lo adverso. Hemos sido dotados con sabiduría, pero no para beneficio propio solamente, más bien ésta debe orientarse hacia aquellos que necesitan de nuestr ayuda, que quizás son menos favorecidos. Hay mucha gente que no tiene las condiciones y habilidades que tienes tú, y requieren de tu sabiduría y actitud.

¿Cómo crees tú que podemos ayudar?  ¿Dar caridad o compartir de tu sabiduría? Cada ser humano ha sido dotado de un corazón sensible a la necesidad ajena. ¿Qué harás para mantener saludable tu corazón frente a la necesidad?
*” “Debes tener siempre fría la cabeza, caliente el corazón y larga la mano.”
*” El servicio sin humildad es egoísmo” (Mahatma Gandhi).
*” “El sufrimiento despierta al espíritu y el infortunio es el camino a la sensibilidad. El corazón crece en la congoja. “(André Maurois).
*” No te niegues a hacer el bien a quien es debido, cuando tuvieres poder para hacerlo.  No digas a tu prójimo: Anda, y vuelve, y mañana te daré, cuando tienes contigo qué darle.”(Proverbio Antiguo)

¡Encuéntranos en Facebook!

 

 

¿Qué opinas?

Únete a la transformación de la familia con tu aporte:

Ingresa tus datos para recibir El Comentario de Hoy en tu buzón