“Emite tu propio juicio”

Jul 1, 2013   //   by Dairo Rubio   //   Comentarios  //  No Comments

Oasis“El joven, un tanto cansado y agotado, llega a un oasis, toma agua, se asea y pregunta a un anciano que se encuentra descansando: -¿Que clase de personas vive aquí? El anciano le responde: -Y ¿Qué clase de gente había en el lugar de donde tu vienes? -“Un montón de gente egoísta y mal intencionada “, replicó el joven.  -Estoy contento de haber salido de allí.  Luego el anciano comento:- “Lo mismo habrás de encontrar aquí.”

Ese mismo día otro joven se acerco a beber agua al oasis y viendo al anciano preguntó: ¿Que clase de personas vive en este lugar?”. El viejo respondió con la misma pregunta: -“¿Que clase de personas viven en el lugar de donde tu vienes? -“Un magnifico grupo de personas, honestas, amigables, hospitalarias, me duele mucho haberlos dejado. – “Lo mismo encontrarás aquí”, respondió el anciano.

Un hombre que había escuchado le preguntó al viejo:.-¿Como es posible haber dado esas respuestas a la misma pregunta? A lo cual el sabio hombre contestó:.-“Cada uno de nosotros solo puede ver lo que lleva en su corazón”.

Aquel que no encuentra nada bueno en los lugares donde estuvo no podrá encontrar otra cosa en donde está ahora, ni en ninguna otra parte.

Si te sientes adolorido por alguna causa externa; no es eso lo que te perturba; sino tu propio juicio sobre ella. T’u creas y emites tu propio juicio.

Quién tiene principios nobles y auténticos, encontrará alegría en todas partes y con todas las personas. Somos nosotros mismos los que creamos un buen juicio o un rato amargo. ¿Qué juicio podría dar sobre ti mismo?.

*“No hay cosa que nos engañe más que nuestro propio juicio” (Leonardo Da Vinci).

*“Obra de modo que merezcas a tu propio juicio y a juicio de los demás la eternidad, que te hagas insustituible, que no merezcas morir” (Miguel de Unamuno).

*”¿Por qué miras la paja que está en el ojo de tu hermano, y no echas de ver la viga que está en tu propio ojo?¿O cómo puedes decir a tu prójimo: Déjame sacar la paja que está en tu ojo, no mirando tú la viga que está en el ojo tuyo? Saca primero la viga de tu propio ojo, y entonces verás bien para sacar la paja que está en el ojo de tu hermano” (Jesucristo).

¡Encuéntranos en Facebook!

¿Qué opinas?

Únete a la transformación de la familia con tu aporte:

Ingresa tus datos para recibir El Comentario de Hoy en tu buzón