“Ignorando a la muerte”

Jun 12, 2013   //   by Dairo Rubio   //   Comentarios  //  No Comments

Ignorar la muerteEl cadáver de una anciana permaneció en su cama durante unos ocho meses a pesar de que las personas encargadas de su cuidado la visitaban a diario y aseaban la casa.  La policía se dio a la investigación de la muerte sospechosa de Blanche Matilda tras el hallazgo de su cadáver en Wilmington, luego de una llamada.

Una persona, cuya identidad se mantiene en reserva, llamó al teléfono de emergencias 911 para denunciar que una anciana en la casa estaba inconsciente y no respiraba. Un investigador dijo que había personas que entraban y salían diariamente de la casa, situada en una calle de escaso tránsito. No aclaró si eran familiares, pero afirmó que no eran enfermeros. Según un vecino, en la casa vivían otras cuatro personas.

La casa estaba muy limpia. Y el servicio social no había pedido información a la policía sobre Matilda. 

Morir no es problema, si es que esto sucede cuando El creador lo determina.  Se convierte en algo sospechoso cuando el muerto permanece días y meses sin que nadie lo denuncie a las autoridades.
Hay cosas ante las que no podemos hacer nada, como la muerte, pero hay otras que necesariamente levantan sospechas.

Algunos se llenan de pavor cuando se menciona la palabra muerte, otros que quizás ya han vivido lo suficiente, saben que solo hay que esperar que llegue el momento para partir. Otros, tratan de ignorar que exista un final para todos. En tu caso, ¿Cuál es tu reacción cuando piensas en la muerte? ¿Estás preparado(a)? ¿Recuerdas la película “El Cartero llama dos veces”? pues bien, la muerte solo lo hace una vez, y hay que estar preparado para recibirla.

*“He meditado a menudo sobre la muerte, y encuentro que es el menor de todos los males” (Bacon).

*”Conviene vivir considerando que se ha de morir; la muerte siempre es buena; parece mala a veces porque es malo a veces el que muere” (Quevedo).

*”Dónde está oh muerte tu aguijón? Y dónde oh sepulcro tu victoria?” (San Pablo).
 

¿Qué opinas?

Únete a la transformación de la familia con tu aporte:

Ingresa tus datos para recibir El Comentario de Hoy en tu buzón