Comentarios

“La familia está herida”

Publicado el

Hace poco tiempo recibí este mensaje en el chat, y aun cuando siempre aconsejo no difundir algo que no tenga clara la fuente de origen, considero importante compartirlo contigo, porque los asuntos de la familia están por encima de otras cosas.

¿Porqué está herida la familia?
-La familia está fracturada, y no es por ideología de genero, sino porque no tenemos raíces profundas de fe. Está fracturada, porque tenemos tergiversados nuestros valores y prioridades, trabajamos sin descanso para obtener un auto del año, lujos y bienes precederos, y ponemos nuestro corazón y nuestras metas en esas pasajeras cosas superfluas.

-La familia está herida porque no inculcamos a nuestros hijos el amor a Dios y al prójimo, porque no aceptamos que nuestros hijos sean personas con defectos y necesitados de corrección. Porque no toleramos que se les llame la atención, y nos comportamos como fieras cuando algún profesor les llama al orden.    

-La familia está herida porque no sabemos perdonar, porque no sabemos hablar sin herir al otro, porque le pedimos a los nuestros una perfección que no tenemos. Porque caímos en la trampa de considerar el matrimonio como algo desechable.

-La familia está herida, porque sacamos a Dios de nuestro corazón, porque relativizamos la verdad, porque nunca hay tiempo para hablar con Dios en la oración, porque aceptamos la infidelidad, el maltrato verbal y físico, porque humillamos a nuestra pareja delante de nuestros hijos o nuestros amigos. Porque guardamos silencio ante el pecado y la maldad.

De manera particular, ¿en qué situación se encuentra tu familia? ¿Qué cosas la están afectando? ¿Hasta donde podrías ir para ayudarla a ser restaurada? Lo que tú y yo podamos hacer por la familia, es importante, no dejemos de intentarlo.

*”Llámalo clan, llámalo red, llámalo tribu, llámalo familia: como quiera que lo llames, quienquiera que seas, necesitas una”. (Jane Howard – Novelista británica).

*”Regalo de Dios son los hijos; y recompensa es el fruto del vientre. Como flechas en la mano del guerrero, así son los hijos tenidos en la juventud.  Bienaventurado el hombre que de ellos tiene llena su aljaba; no serán avergonzados cuando hablen con sus enemigos en la puerta”. (Salmo de la Biblia).
 “En la vida familia, el amor es el aceite que alivia la fricción, el cemento que une, y la musica que trae armonía” 

Deja un comentario