“Más vale tarde que nunca”

Aug 16, 2012   //   by Dairo Rubio   //   Comentarios  //  No Comments

“Hazel Severson, una norteamericana de 95 años, no se lo pensó dos veces y decidió devolver el libro que su marido había tomado prestado de una biblioteca del condado de Amador, en California, en 1936.  Howard, el marido de Hazel, alquiló un ejemplar de ‘Seaplane Solo’, un libro de Sir Francis Chichester publicado en 1933 en el que el autor narra su propia aventura de haber sobrevolado en hidroavión el mar de Tasman. Howard Severson se olvidó de devolverlo y, después de su muerte, tampoco su viuda volvió a pensar en el asunto.

Así que la peripecia de Sir Francis Chichester durmió más de 70 años en el garaje de la familia Severson, hasta que un amigo, haciendo limpieza en el garaje de la casa, lo encontró y se lo dio a Hazel. Ella no dudó en devolverlo a su lugar de origen.

La biblioteca ha ‘perdonado’ la fianza de 2.700 dólares por la tardanza en la devolución del libro a la buena de Hazel, pero ella, sabiendo de los inconvenientes causados, ha donado una pequeña cantidad de dinero a la biblioteca.”

*Una de las cosas que tratan de evitar quienes aprecian la lectura, es prestar sus libros a otras personas. La buena lectura nos ilustra y ayuda a formarnos en conocimiento. Aquí el problema no es de no haber leído, sino de haber olvidado que se debía regresar un libro a la Biblioteca.

Puede ser que no es a propósito que nos quedamos con los libros prestados, pero lo que incomoda es que se hace seguidamente. Podemos decir que es igual a quitarle cualquier otra cosa de valor a alguien.
Solemos ser olvidadizos con lo que nuestros amigos nos prestan, ya sean libros, herramientas, dinero o favores; y creo que ahora mismo debemos tomar la decisión de regresarlo. Acaso ¿no te incomoda tu conciencia cuando recuerdas que tienes algo de alguien? Es preferible pasar un momento de verguenza al disculparnos, que perder una amistad por algo tan insignificante. ¿Qué te viene al recuerdo, que deberías retornar a su dueño? ¿Para qué dilatar más la decisión? Vamos, muévete a la acción.

*”La conciencia hace que nos descubramos, que nos acusemos a nosotros mismos, y, a falta de testigos, declara contra nosotros.” (Montaigne).

*”Como el gorrión en su vagar, y como la golondrina en su vuelo, Así la maldición nunca vendrá sin causa”. (Proverbio).

El padre que enseña con el ejemplo a su hijo no será nunca avergonzado. No nos quedemos con nada que nos presten, así pensemos que su dueño no lo necesita. Seguramente en su pensamiento hay una idea diferente sobre ti.

Enseñemos valores y aprendamos nosotros también.

¿Qué opinas?

Únete a la transformación de la familia con tu aporte:

Ingresa tus datos para recibir El Comentario de Hoy en tu buzón