“Nuestro valor como personas”

Jun 25, 2014   //   by Dairo Rubio   //   Comentarios  //  No Comments

Pareja conversandoPablo, con el rostro abatido, se reúne con su prima Laura en una cafetería. Agobiado, descargó sus angustias… que el trabajo, que el dinero, que la relación con su esposa… Todo parecía estar mal…

Laura metió la mano en su bolso, sacó un billete de 50 dólares y le dijo: -¿Quieres este billete? -Laura…son 50 dólares, ¿quién no los querría?.  Inesperadamente, ella puso el billete en uno de sus puños y lo arrugó hasta hacerlo una pequeña bola.

Mostrando la estrujada pelotita a Pablo, volvió a preguntarle: -Y ahora, ¿lo quieres también? -Laura, no sé qué pretendes con esto, pero siguen siendo 50 dólares. Claro que lo necesito.  Laura desdobló el arrugado billete, lo tiró al suelo y lo restregó con el pie, levantándolo luego sucio y marcado. -¿Lo sigues queriendo? -Mira, Laura, sigo sin entender, pero es un billete de 50 y mientras no lo rompas, conserva su valor…

-Pablo, debes saber que aunque a veces algo no salga como quieres, aunque la vida te arrugue o pisotee, sigues siendo tan valioso como siempre lo has sido…Lo importante es cuánto vales en realidad y no lo golpeado que puedas estar en un momento determinado.

Laura puso el arrugado billete a su lado en la mesa y con una sonrisa agregó: -Toma, primito, guárdalo para que te acuerdes de esto cuando te sientas mal… Le dio un beso en la mejilla y se alejó hacia la puerta.

Los doctores José Luis y Silvia Chinalli dicen que el éxito de alguien está determinado por la calidad de las relaciones que se establecen. Muchos de los esfuerzos y las energías de que disponemos para encarar un proyecto de derrumbarán si nos aliamos con personas negativas, gente inadecuada.

La sugerencia es alejarse de personas así. Debemos alimentar vínculos sociales saludables, y cortar todo tipo de conexión con aquellos que nos han descalificado o que nos han causado amargura.

Todos tenemos suenos y metas que anhelamos, y no debemos permitir que nadie los boicotee.

Júntate con personas que le agreguen valor a tu vida. Tú fuiste creado para ser saludable y activo.

No trates de agradar a todos. Merixcell Hernandez dijo: “Aceptando que gustamos a quienes gustamos cuando somos como somos, no queramos agradar a más gente cambiando nuestro carácter, porque entonces, ni seremos ni gustaremos”.

Un maestro universitario decía a un alumno: “¿Hiciste ya la lista de las personas con las que estás dispuesto a fracasar?”. Habrá personas que estarán en tu lista de fracasos y otras en tu lista de éxitos.

Un proverbio bíblico dice:Quien se junta con sabios, sabio se vuelve; quien se junta con necios, acaba mal”. 

No vivas de una imagen falsa, sé tu mismo.

 

 

 

¿Qué opinas?

Únete a la transformación de la familia con tu aporte:

Ingresa tus datos para recibir El Comentario de Hoy en tu buzón