“Un hombre incansable”:

Oct 26, 2012   //   by Dairo Rubio   //   Comentarios  //  No Comments

“Henry Kaiser tal vez no es un nombre que suene para ésta época, pero fue uno de los grandes hombres emprendedores y esforzados del siglo 20. A la respetable edad de 79 años, el seguía yendo de un lado para otro haciendo inversiones. En lugar de pensar en jubilarse, se dedicó a construir una comunidad turística de 50 mil personas en una zona antes desierta de Hawái.

Cualquiera puede hacer lo que yo he hecho decía Kaiser con mucha modestia. “Todo el que cumpla ciertos principios ha de encontrar el éxito“. A los 16 años, y sin empleo, el entonces timorato Kaiser fue a ver al dueño de un estudio fotográfico. – “Señor”, le dijo temblando de miedo – “necesito trabajo”. Creo que en dos meses lograré triplicar sus ganancias…

“Triplicarlas”?, exclamó el propietario explotando en una carcajada. –“Si señor, sino le triplico las utilidades, trabajaré de balde. Y si tengo éxito, desearía la mitad de las entradas adicionales”.

Henry se dedicó a ofrecer servicio las 24 horas diarias, relevando al propietario en las noches también. No fue tan fácil, pero perseveró y al cumplirse los dos meses las ganancias casi se habían cuadruplicado, y se convirtió en socio del negocio

Henry Kaiser, en 1946 contaba ya con varias empresas explotadoras de arena y piedra, tres astilleros para construcción de barcos, una fábrica de  cemento, una de fundir hierro, una compañía de seguros, una línea de buques a vapor, una fábrica de aviones y tres compañía de construcción de carreteras. Llegó a tener 300 empresas.”

 

*El hombre que más ha podido crear y pensar utilizó únicamente cerca del 10% de su capacidad mental y de trabajo. Si uno utilizara el 100 % de sus capacidades quedaría asombrado de los resultados.

Hombres de la talla de Ford, Kaiser, Franklin, Churchill, Bill Gates o Einstein, para los cuales no hay tareas demasiado duras, son los grandes creadores, los grandes industriales, los grandes lideres que el mundo necesita admirar y seguir.

 

*Haz de cuenta que eres tu propio jefe. Trata a los demás con cuidado y suma amabilidad; pero tú mismo trátate con exigencia. Solo así triunfarás. No hagas lo que hace el común de la gente, cualquier labor que te corresponda llevar a cabo, hazla con entereza y triunfarás.

*”No seas flojo en el día del trabajo, porque tu fuerza será reducida”. (Proverbio).

*”El mejor predicador es la hormiga que nunca dice nada” (Benjamin Franklin).

*”No ames el sueño para que no te empobrezcas. Abre tus ojos y te saciarás de pan”. (Sabiduría de los sabios).

 


¿Qué opinas?

Únete a la transformación de la familia con tu aporte:

Ingresa tus datos para recibir El Comentario de Hoy en tu buzón