“Vecinos vengativos”

Mar 20, 2013   //   by Dairo Rubio   //   Comentarios  //  No Comments

Un hombre salió un día de su casa para ir al trabajo, y justo al pasar por delante de la puerta de la casa de su vecino, sin darse cuenta se le caEl coyoteyó un papel importante. Su vecino, que miraba por la ventana en ese momento, vio caer el papel, y pensó:

-“ ¡Qué descarado, viene exclusivamente a tirar los papeles a mi puerta!” Pero en vez de decirle algo, planeó su venganza, y por la noche vació su basura papelera junto a la puerta del primer vecino. Este estaba mirando por la ventana y al recoger la basura encontró aquel papel tan importante que había perdido y que le había costado un problemón aquel día. Estaba desecho… y pensó que su vecino no sólo se lo había robado, sino que además lo había roto a propósito…

Pero no quiso decirle nada, y se puso a preparar su venganza. Llamó a una granja pidiendo le enviaran cerdos y patos a la dirección de su vecino.

“Al día siguiente éste tuvo un gran problema para librarse de los animales y sus malos olores. Deduciendo que era asunto de su vecino, prosiguió con su plan de venganza. Y así, uno y otro siguieron fastidiándose mutuamente, cada vez más exageradamente, llegando a llamar a una banda musical, una sirena de bomberos, y a estrellar un camión contra la tapia, lanzar una lluvia de piedras contra los cristales, disparar un cañón del ejército y finalmente, una bomba explosiva que derrumbó las casas de los dos vecinos…Ambos acabaron en el hospital, y tuvieron que compartir habitación por varios días… Al principio no se dirigían la palabra, pero un día, cansados del silencio, comenzaron a hablar; con el tiempo, se fueron haciendo amigos hasta que finalmente, se atrevieron a hablar del incidente del papel. Entonces se dieron cuenta que todo había sido casual y concluyeron que si la primera vez hubieran hablado claramente, en lugar de juzgar las supuestas malas intenciones, se habrían evitado tanto lío.”Y así fue, hablando, como aquellos dos vecinos terminaron siendo amigos, lo que les fue de gran ayuda para recuperarse de sus heridas y reconstruir sus maltrechas casas.

Vecino es sinónimo de alguien que está cerca a otro para apoyarlo. Pero, penosamente encontramos personas que se dedican a cazar faltas ajenas para vengarlas, causando terrible danio no solo al otro, sino a ellos mismos.

¿Te ha pasado algo similar con tus vecinos? ¿Cuánto soportas las incomodidades? Debemos propender por ser buenos vecinos.

*”Vengándose, uno se iguala a su enemigo; perdonándolo, se muestra superior a él.” (Sir Francis Bacon).

¡Encuéntranos en Facebook!

¿Qué opinas?

Únete a la transformación de la familia con tu aporte:

Ingresa tus datos para recibir El Comentario de Hoy en tu buzón